Ya son dos años de la masacre de Parkland

Parkland recuerda hoy con diversas actividades a las víctimas de Nikolas Cruz, un ex alumno de la escuelaMarjory Stoneman Douglas, que confesó haber disparado con un rifle de asalto a quienes se cruzaron en su camino dentro del recinto estudiantil el 14 de febrero de 2018 y está preso desde aquel mismo día a la espera de un juicio en el que puede ser condenado a muerte.

Al dolor de la perdida de 14 alumnos y tres profesores se suma el suicidio el año pasado de dos estudiantes que habían sobrevivido a la matanza. El riesgo del suicidio ha mantenido a padres, maestros y profesionales de la salud mental bajo alerta desde el mismo día de la tragedia, con la incorporación de sesiones de duelo y el acompañamiento de perros de terapia.

El tiroteo en la escuela de Parkland ha impulsado el movimiento nacional contra las armas, que ha obtenido algunos logros, pero no medidas contundentes, en medio de las elecciones legislativas de 2018 y ahora en las presidenciales de este año.

La masacre de Parkland marcó un punto de inflexión en el debate sobre la violencia escolar armada en Estados Unidos, a cargo de estudiantes sobrevivientes reunidos en A March for Our Lives, un movimiento juvenil que marchó de forma multitudinaria en Washington a pocas semanas de la matanza.

En Florida, una ley de "alerta de peligro" aprobada pocos días después del tiroteo, en buena parte por la presión del movimiento juvenil, logró el decomiso de más de 400 armas de fuego en el condado de Broward, donde está enclavada Parkland.Un análisis de esta semana del Centro Legal Gifford contra la violencia armada determinó que gracias a ese decomiso se neutralizaron 255 situaciones que hubieran podido terminar en tragedia.

title

Content Goes Here